Revelan nuevos avistamientos de la Marina estadounidense

publicado a la‎(s)‎ 11 may 2021 6:52 por Plataforma Sites Dgac
A fines de marzo de 2021, un medio estadounidense dio a conocer nuevos incidentes en que embarcaciones de la Marina de Estados Unidos que realizaban operaciones costa afuera de California habrían sido asediadas por fenómenos aéreos no identificados en noches consecutivas en julio de 2019.
El destructor estadounidense USS Kidd.

Un miembro de un equipo "SNOOPIE" de la Marina estadounidense.

El Jefe de Operaciones Navales de la Marina estadounidense, Almirante Michael Gilday.
En una investigación de The War Zone, del medio digital The Drive, Adam Kehoe y Marc Cecotti revelaron que durante las noches del 14, 15, 25 y 30 de julio de 2019 al menos seis objetos voladores no identificados volaron en las inmediaciones del destructor de la Marina estadounidense USS Kidd.

En esa área del Océano Pacífico también navegaban los destructores USS Rafael Peralta, USS Russell, USS John Finn y USS John Hamilton, por lo que sus tripulaciones también pudieron observar los fenómenos de origen desconocido y todo lo anterior provocó una investigación que llegó hasta los niveles más altos de la jerarquía de la Marina y que también involucró a elementos de la Guardia Costera y del FBI.

Según explican los autores del artículo de The War Zone, las primeras noticias sobre el incidente salieron a la luz el año pasado a través del documentalista Dave Beaty. A partir de eso, los autores pidieron más información a las autoridades pertinentes en virtud de la Ley de Libertad de Información (FOIA, por su sigla en inglés), que resultaron en la divulgación de las bitácoras de las embarcaciones involucradas.

“Drones” no identificados

De acuerdo la bitácora correspondiente al 14 de julio, los incidentes comenzaron a las 22:00, hora local, con la observación de lo que los efectivos de la Marina denominaron “drones” o “vehículos aéreos no tripulados” (UAV, por su sigla en inglés).

Se trataba de dos objetos voladores de origen desconocido en las inmediaciones del USS Kidd, por lo que el destructor desplegó a un grupo denominado “SNOOPIE”, que es un equipo de Inteligencia fotográfica de a bordo que tiene la tarea de documentar contactos desconocidos, eventos y objetos de interés en forma rápida.

Momentos después del avistamiento, el destructor entró en una condición de comunicaciones restringidas para reforzar la seguridad operacional, lo que quedó consignado en la bitácora con el nombre clave de “River City 1”.

Menos de 10 minutos después de la primera detección, el USS Kidd dio aviso al USS Rafael Peralta, que entonces activó a su propio equipo SNOOPIE, y la bitácora de esa segunda embarcación muestra que el USS John Finn también registró el avistamiento de dos “drones” encima.

La bitácora del USS Rafael Peralta describe la observación de una luz blanca sobre la cubierta del destructor, que logró mantenerse a la misma velocidad de 16 nudos para mantenerse flotando sobre la plataforma de aterrizajes para helicópteros del destructor.

El artículo destaca que ese dron estaba operando en condiciones de baja visibilidad —de menos de una milla— y de noche. En total, ese encuentro duró más de 90 minutos, bastante más tiempo de lo que pueden operar los drones disponibles en el comercio.

En las inmediaciones también había embarcaciones civiles, como el carguero Bass Strait, el carguero liberiano Sigma Triumph y el ORV Alguita.

Segunda noche

Al día siguiente, 15 de julio de 2019, el USS Rafael Peralta fue el primero en observar objetos no identificados y desplegó a su equipo SNOOPIE a las 20:39, hora local. El USS Kidd hizo lo propio a las 21:00, hora local, tras observar a los objetos, y a las 21:20 escribió en su bitácora “múltiples UAV alrededor del barco”.

Esa noche, también se registró actividad inusual alrededor del USS Russell. Su bitácora registró que los drones descendieron y realizaron movimientos adelante, atrás, a la derecha y a la izquierda.

El USS Rafael Peralta recibió un llamado por radio del crucero Carnival Imagination, que pasaba por las inmediaciones y que notificó que los drones no eran suyos, y que veían a cinco o seis maniobrando cerca.

De acuerdo al artículo de The War Zone, “pese a que el evento duró tres horas, ninguno de los barcos involucrados parece haber podido identificar a los drones”, y la información divulgada como respuesta a la solicitud en virtud de la FOIA muestra que la investigación de los avistamientos comenzó en forma inmediata, con correos electrónicos al respecto el 17 y 18 de julio.

Incidentes posteriores

Mientras la investigación de los avistamientos anteriores estaba en curso, tuvieron lugar nuevas observaciones el 25 y 30 de julio. El primero involucró nuevamente al destructor USS Kidd, comenzó a eso de las 1:20, hora local, y el equipo SNOOPIE del barco fue desplegado a las 1:52, hora local.

La observación del 30 de julio fue más larga. El equipo se activó a las 2:15, hora local, y fue desactivado a las 3:27, hora local.

“Si los drones no eran operados por militares estadounidenses, estos incidentes representan una brecha a la seguridad altamente significativa. Si fueron parte de algún tipo de acción encubierta, no está claro por qué volaron tan abiertamente y tan frecuentemente en forma casi hostigante. Lo que es más preocupante, si estuvo involucrado un Estado extranjero, ¿desde dónde exactamente fueron lanzados los drones?”, escriben los autores al final del artículo de The War Zone.

“Una cosa es más o menos segura: la Marina estadounidense tiene una gran cantidad de información sobre estos eventos. Los documentos obtenidos muestran que se desplegaron múltiples equipos fotográficos de Inteligencia independientes”, concluyen.

En otro artículo publicado un par de semanas después, los autores afirmaron que el Almirante Michael Gilday, Jefe de Operaciones Navales de la Marina estadounidense, dijo que la Institución aún no ha podido determinar la identidad de los objetos captados costa afuera de California por la tripulación de varios destructores en julio de 2019.
Comments