Extrañas experiencias en Berkshire

publicado a la‎(s)‎ 29 jul. 2020 5:24 por Plataforma Sites Dgac
A comienzos de julio de 2020, Netflix, la plataforma de transmisión de películas y series de televisión online vía streaming, estrenó la serie documental Unsolved Mysteries ("Misterios sin Resolver"), que es una especie de relanzamiento de la misma serie que intrigó al público durante 14 temporadas desde su primera aparición en enero de 1987.
Tommy Warner, entrevistado para Unsolved Mysteries en 2019.

Melanie Kirchdorfer, entrevistada para Unsolved Mysteries en 2019.

Thomas Reed, entrevistado para Unsolved Mysteries en 2019.
Y gracias a esta nueva temporada, el público pudo conocer un caso de avistamiento múltiple de un fenómeno aéreo anómalo relativamente desconocido y que habría ocurrido hace varias décadas.

Se trata del extraño incidente del 1 de septiembre de 1969 ocurrido en una zona semirrural conocida como “Berkshires”, en el condado del mismo nombre del estado de Massachusetts, Estados Unidos, del que habrían sido testigos alrededor de 40 personas repartidas en las localidades de Great Barrington, Sheffield, Strockbridge y Egremont.

La noche de las luces

Los relatos dan cuenta que durante la calurosa noche del 1 de septiembre de 1969, el niño Tommy Warner se encontraba en la casa de sus vecinos, los Shaw, pintando con crayones junto a Debbie Shaw, que era cuatro años mayor que él.

Ya se hacía tarde cuando Tommy se levantó y se acercó a una ventana de la sala de los Shaw, cuando escuchó una voz que le decía “Necesitas irte a casa ahora”. Sin saber de dónde provenía esa voz, el niño se asustó mucho y salió corriendo de la morada de sus vecinos para irse a su casa.

Jane Shaw, hermana de Debbie, vio afuera a Tommy corriendo sobre el mismo punto, haciendo el movimiento, pero sin avanzar, durante cinco minutos, y al recordar el episodio de adulto, Warner dijo que corría, pero que no se movía.

En cierto momento, giró hacia la izquierda y habría visto frente a él a un OVNI “caer del cielo” y lanzar un rayo sobre él, que hizo que quedara rígido durante un momento, para luego desaparecer, todo a la vista de Jane Shaw.

Siete minutos después, Tommy Warner apareció tendido de espaldas al otro lado de la propiedad. Un hermano suyo le gritaba que se levantara y corriera, pero el niño decía que no podía moverse porque creía que el haz de luz que estaba sobre él se lo impedía.

Entonces, volvió a oír una voz en su cabeza que le decía “Terminaré en un minuto”, y transcurrido ese tiempo la luz desapareció y él pudo moverse nuevamente, sólo para incorporarse y ver cómo el OVNI desaparecía desplazándose por el cielo.

Captores desconocidos

A tres kilómetros de ahí, en el cercano Lago Mansfield, Melanie Kirchdorfer, de 14 años, llegaba en el auto familiar junto a su padre, madre y hermana al estacionamiento del lago para comer unos helados que habían comprado recién.

“Mi padre entró al estacionamiento y entonces apareció un aura radiante y luminosa”, recordó la mujer al compartir su testimonio con Unsolved Mysteries.

Sorprendido, el padre de Melanie decidió perseguir con el vehículo a la cosa luminosa, pese a la oposición de su esposa e hijas. La madre trató de calmar a las niñas diciendo que se trataba de una estrella fugaz, pero ellas creían que no se trataba de eso.

La hermana de Melanie no recuerda más allá de ese punto, pero en su relato ella asegura que habrían “levitado” para posteriormente “estar en una nave”, en la que se encontraba recostada y donde había “gente joven”, como niños, que luego “fueron desapareciendo uno a uno”.

Tommy Warner, a quien Jane Shaw dijo haber visto desaparecer tras ser alcanzado por un rayo proveniente del OVNI, asegura que habría visto a Melanie Kirchdorfer al interior de algún lugar extraño al que había sido transportado, porque “recuerda sus ojos”, pero la mujer afirmó que no tiene memorias de haberlo visto a él en ese lugar.

Tras ese extraño episodio, Melanie dijo haber recuperado la conciencia cuando estaba sola en el lago, por lo que tuvo que volver a su casa caminando.

La experiencia de los Reed

Pasadas las 21:00 horas de ese mismo día, Thomas Reed, de 9 años, volvía a su casa en el automóvil familiar junto a su madre, Nancy, a su abuela y a su hermano menor Matthew. La madre de los Reed dirigió el automóvil hacia el puente Sheffield, a unos 10 kilómetros al sur del poblado de Great Barrington.

Al salir del puente, que era cubierto, Reed dijo que vieron hacia la izquierda una luz que parecía alzarse desde la orilla del río Housatonic. Su madre, Nancy, la describió como una “bola de luz” suspendida en el aire a unos “dos pisos” de altura, y que brillaba.

Acto seguido, el OVNI se habría elevado y, de acuerdo a Thomas Reed, habría arrojado “barras de luz” hacia el suelo. Mientras todos miraban lo que pasaba, Matthew Reed giró hacia la derecha y vio lo que posteriormente dijo que era una especie de bola naranja que parecía rodar.

El automóvil avanzaba y los ocupantes dijeron sentir el ambiente “viciado”, como con un cambio de presión y un silencio total.

La madre de los Reed detuvo el auto a un lado del camino y a continuación sus ocupantes habrían visto, flotando, a un objeto en forma de disco. Nancy Reed lo describió como una caparazón de tortuga y Thomas Reed aseguró que tenía al menos 90 metros de largo.

Mientras observaban el extraño objeto por las ventanas abiertas del auto y con una temperatura de alrededor de 30 grados Celsius, todo el interior del vehículo se iluminó como si fuera de día.

De pronto, el silencio absoluto dio paso a un súbito ruido de grillos y ranas, y eso es lo último que recuerdan tanto Nancy como Thomas Reed. Según este último, el resto de sus recuerdos son fragmentados. Afirma haberse visto al interior de un lugar extraño, como un hangar “más grande que una cancha de fútbol (americano)”, donde había extraños aparatos luminosos. Sin embargo, en total recuerda unos 15 minutos de todo el episodio, cuando en realidad transcurrieron alrededor de tres horas.

Su madre y los demás miembros de la familia tampoco recuerdan qué ocurrió en ese lapso. El siguiente recuerdo de Nancy Reed es haber llegado con el automóvil a una farmacia localizada un poco más al sur, con la abuela de los Reed en el asiento del conductor y la madre en el del copiloto, cuando originalmente era la madre la que estaba al volante.

“Evento sobrenatural”

En 2015, la Sociedad Histórica de Great Barrington reconoció al “evento sobrenatural” de 1969 como un hecho histórico oficial. Incluso, contribuyentes privados erigieron una placa conmemorativa del incidente, pero provocó algunas controversias en la comunidad y luego fue retirada.

La placa decía: “La inducción oficial del primer incidente extraterrestre/OVNI de nuestra nación”.

En total, alrededor de 40 personas informaron haber sido testigos de las extrañas luces en el cielo de la zona de Berkshires esa noche y, algunas de ellas aseguraron haber vivido experiencias extremadamente inusuales.

¿Se trató de un invento, de un fraude o de psicosis colectiva? Menos de dos meses antes, el hombre había pisado por primera vez la Luna con la misión Apolo XI de la NASA, de modo que probablemente la imaginería espacial estaba en un punto particularmente alto.

Pero, como sea, el incidente aún permanece sin explicación hasta nuestros días. Y los únicos testimonios de las experiencias vividas y de la presencia de objetos voladores son los relatos de los testigos. No hay fotografías, no hay imágenes ni videos, por lo que hasta ahora constituyen sólo relatos.
Comments