Inicio‎ > ‎Educación‎ > ‎Artículos‎ > ‎

La NASA propone escala para declarar vida extraterrestre

publicado a la‎(s)‎ 3 nov 2021, 7:24 por Plataforma Sites Dgac
La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, NASA, está llamando a la comunidad científica a establecer un nuevo marco que entregue el contexto para hallazgos vinculados con la búsqueda de la vida fuera de la Tierra.
La escala propuesta por la NASA busca establecer pasos comprobables para, eventualmente, declarar el hallazgo de vida fuera de la Tierra.
En un artículo publicado en la revista Nature, proponen crear una escala para evaluar y combinar distintas líneas de evidencia para responder a la pregunta que nos hemos hecho desde los albores de la raza humana: ¿Estamos solos en el Universo? 

El artículo fue firmado por un grupo de la NASA liderado por el científico jefe de la agencia, Jim Green, y en él ofrecen una muestra de la escala para ser usada como punto de partida para discusiones entre los que la usen, como científicos y comunicadores. 

“Tener una escala como esta nos ayudará a entender dónde estamos en términos de la búsqueda de vida en lugares particulares y en términos de las capacidades de misiones y tecnologías que nos asisten en esa búsqueda”, comentó Green.

ESCALA

La escala propuesta por los especialistas de la NASA tiene siete niveles, que grafican los pasos que llevarían a los científicos a declarar que han encontrado vida más allá de la Tierra.

En el “nivel 1”, los investigadores reportarían indicios de señales de vida, como una molécula que sea biológicamente relevante. Un ejemplo de eso sería una futura medida de alguna molécula presente en Marte que esté potencialmente vinculada a la vida.

Al pasar el “nivel 2”, los científicos se asegurarían que la detección no hubiera sido influida por instrumentos que hubieran sido contaminados en la Tierra. En el “nivel 3”, mostrarían cómo esa señal biológica se encuentra en un ambiente análogo, como un antiguo lecho de lago en la Tierra similar al cráter Jezero en Marte, que es donde aterrizó la sonda Perseverance. 

Para avanzar en la escala, a esos hallazgos iniciales los especialistas tendrían que sumar información respecto a si el medio ambiente podría albergar vida y descartar fuentes no biológicas. El “nivel 6” sería alcanzado después de que distintos equipos de científicos verifiquen señales de vida en forma independiente y con varios instrumentos.

En el ejemplo de Marte, el “nivel 7” —el estándar de acuerdo al que los científicos estarían más seguros de haber hallado vida en Marte— sólo se alcanzaría si otra misión investigara una parte diferente del planeta con resultados similares.

Los autores esperan que, en el futuro, los científicos anoten en sus estudios publicados cómo sus nuevos resultados astrobiológicos se ajustan a dicha escala. Los periodistas, en tanto, también podrían utilizar dicho marco para moderar las expectativas del público en artículos sobre nuevos resultados científicos, de manera que pequeños pasos no parezcan saltos gigantes.

“Hasta ahora, hemos hecho que el público piense que sólo existen dos opciones: es vida o no es vida. Necesitamos una forma mejor de compartir el entusiasmo por nuestros descubrimientos y demostrar cómo cada uno de ellos se erige sobre el anterior”, dijo Mary Voytek, jefe del Programa de Astrobiología de la NASA en Washington y coautora del estudio.

EXOPLANETAS

La escala propuesta también se aplicaría a hallazgos fuera del Sistema Solar. Se cree que los exoplanetas son mucho más numerosos que las 300.000 millones de estrellas de la Vía Láctea. Serán necesarias futuras misiones y tecnologías para analizar las atmósferas de planetas de tamaño y temperatura similares a las de la Tierra, que reciban cantidades adecuadas de luz estelar para que se desarrolle la vida como la conocemos.
 
La detección de oxígeno en la atmósfera de un exoplaneta sería un paso significativo en el proceso de búsqueda de vida fuera de la Tierra. Se suele asociar el oxígeno con la vida porque es producido por las plantas, pero también existen procesos geológicos que generan oxígeno, de modo que su presencia por sí sola no es prueba de que exista vida.

Para subir en la escala propuesta, el equipo a cargo de una misión tendría que demostrar que la señal de oxígeno no ha sido contaminada por la luz reflejada desde la Tierra y estudiar la química de la atmósfera del planeta para descartar una explicación geológica.

Evidencias adicionales de un ambiente que albergue vida, como la existencia de un océano, podría hacer más probable aún la posibilidad de que un planeta hipotético esté habitado por seres vivos.

Fuente: NASA.
Comments