Inicio‎ > ‎Educación‎ > ‎Artículos‎ > ‎

Júpiter y Saturno, el último espectáculo astronómico del año

publicado a la‎(s)‎ 21 dic 2020 13:32 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 22 dic 2020 4:51 ]
Después del espectacular eclipse total de Sol que fue visible desde varias localidades de las regiones del Biobío y de La Araucanía, en el sur de Chile, el 14 de diciembre, este peculiar año 2020 aún ofreció otro espectáculo astronómico.
La conjunción planetaria entre Júpiter y Saturno fue visible en toda su magnitud al atardecer del lunes 21 de diciembre de 2020. No ocurría una así desde el 16 de julio de 1623.

El astrónomo, escritor y Premio Nacional de Ciencias Exactas José Maza instó a todos a observar el fenómeno, que calificó como "la conjunción de nuestras vidas".

El profesor de astronomía de la Universidad de Chile Patricio Rojo explica que con un telescopio o binoculares incluso podían ser visibles algunas de las lunas de Júpiter.
Se trató de la conjunción planetaria de Júpiter y Saturno, los planetas más grandes del Sistema Solar, que fue visible en toda su magnitud desde prácticamente todo el mundo el lunes 21 de diciembre de 2020. En Chile, el fenómeno fue visible a partir de la hora de la puesta de Sol y mirando en dirección al oeste. Se pudo ver a ojo desnudo, aunque con telescopio o binoculares fue posible apreciar más detalles, pues esos instrumentos permitieron a algunos contemplar incluso alguna de las 79 lunas de Júpiter.

Han pasado 400 años desde que ambos planetas estuvieron tan cerca y hace 800 años que el fenómeno no ocurría durante la noche.

“Una conjunción astronómica sucede cuando dos objetos parecieran acercarse mucho en la esfera celeste. En realidad, no se acercan, sino que se alinean. Ambos están en la misma dirección si uno los mira”, explicó el profesor de astronomía de la Universidad de Chile Patricio Rojo.

“Esta semana, tenemos una conjunción de Júpiter y Saturno. Estos planetas parecieran acercarse mucho, pero en realidad cada uno va a estar en su órbita. Por lo tanto, la distancia entre ellos sigue siendo muy grande, sólo que desde la Tierra los vemos cerquita. Este acercamiento máximo que tienen hoy día no se había visto desde el siglo XVII, en que Galileo podría haberlo visto con sus telescopios, pero era una observación muy difícil porque estaba muy cerca del Sol y no hay registros de que Galileo lo haya intentado”, agregó.

“La conjunción de nuestras vidas”

El conocido astrónomo José Maza, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1999 y que también es autor de libros astronómicos de divulgación, hizo un llamado a través de un video en YouTube a que la gente observara la conjunción, que pudo ser contemplada a ojo desnudo y sin tener que usar ningún tipo de protección, pues podría ser una oportunidad única en nuestras vidas.

“No se olviden de mirar el 21 de diciembre al atardecer a Júpiter y Saturno, que van a estar muy, muy juntos, en conjunción. Eso ocurre cada más o menos 20 años, porque Saturno se demora 30 años en dar una vuelta (alrededor del Sol), Júpiter se demora 12, y cada 20 años Júpiter vuelve a pasar a Saturno. Así es que esta conjunción, pero no tan buena, se va a repetir en 20 años más”, explicó.

“Pero una (conjunción) tan buena como esta, hay que irse atrás hasta 800 años para encontrar una de este calibre. Así es que esta es la conjunción de nuestras vidas. Al menos en la mía, yo creo que va a ser la última. Entonces, miren el 21 de diciembre, al ponerse el Sol, mirando hacia el oeste”, recomendó el académico en la plataforma de videos online.

Aprovechando al buen clima y la posibilidad de contemplar el fenómeno en forma completamente segura y gratuita, los astrónomos instaron al público a salir a la intemperie para contemplar este espectáculo probablemente único en nuestras vidas.

“Para los que han estado mirando el cielo estos últimos días, lo que han visto a simple vista han sido dos estrellas que se van acercando, que están entre la Luna y el horizonte, son dos estrellitas que cada día están más cerca. Si se mira con algún telescopio, con algún tipo de largavista, se podría incluso ver las lunas de Júpiter. Los anillos de Saturno son más difíciles (de ver). Esos requieren algún telescopio con mayor aumento. Pero las lunas de Júpiter se pueden ver, casi con un simple largavista. O con una buena cámara o con un buen zoom”, advirtió Patricio Rojo.

La conjunción entre Júpiter y Saturno coincidió con el comienzo del verano en el Hemisferio Sur y con el solsticio de invierno en el Hemisferio Norte. La última vez que ocurrió una alineación de tal magnitud entre ambos planetas fue el 16 de julio de 1623 y no se volverá a observar hasta el 15 de marzo de 2080, según cálculos de los astrónomos.
Comments