Inicio‎ > ‎Educación‎ > ‎Artículos‎ > ‎

El inicio de una nueva era en la exploración marciana

publicado a la‎(s)‎ 23 feb 2021 5:40 por Plataforma Sites Dgac
El jueves 18 de febrero de 2021, la NASA marcó otro hito en la exploración espacial cuando su sonda robótica Perseverance llegó exitosamente a la superficie del planeta Marte tras una travesía de siete meses por el espacio.
Una de las primeras imágenes en color captadas por la sonda Perseverance tras su "amartizaje".

Ilustración del vehículo Perseverance con sus siete instrumentos especializados para captar imágenes y analizar la composición de los elementos presentes en Marte.

(Fuente: NASA).
El 30 de julio de 2020, la Perseverance junto al pequeño helicóptero Ingenuity despegaron a bordo de un cohete Atlas V 541 de dos etapas de United Launch Alliance (ULA) desde el Complejo de Lanzamientos Espaciales N° 41 en Cabo Cañaveral, Florida, en la misión que nuevamente pone al Planeta Rojo en el centro de las miradas de los astrónomos y astrofísicos.

“Este amartizaje es uno de esos momentos cruciales para la NASA, Estados Unidos y la exploración espacial a nivel global, cuando sabemos que estamos en el umbral del descubrimiento y sacando punta a nuestros lápices, por decirlo de algún modo, para reescribir los libros”, comentó el administrador en funciones de la agencia espacial estadounidense, Steve Jurczyk.

“La misión Perseverance a Marte en 2020 personifica el espíritu de nuestra nación de perseverar incluso en las situaciones más desafiantes, inspirando y avanzando en la ciencia y la exploración. La misión misma personifica el ideal humano de perseverar hacia el futuro y nos ayudará a prepararnos para la exploración humana del Planeta Rojo”, agregó Jurczyk.

Objetivos específicos

Luego de un viaje de 471 millones de kilómetros desde la Tierra, la sonda Perseverance desplegó exitosamente un paracaídas que permitió que el vehículo “amartizara” en el Cráter Jezero, una antiquísima cuenca fluvial seca de 45 kilómetros localizada en el hemisferio norte de Marte.

Hace unos 3.500 millones de años, un río fluía allí hacia un cuerpo acuático del tamaño aproximado de Lake Tahoe (localizado en la frontera de California con Nevada, Estados Unidos), donde depositó sedimentos en un delta. El equipo a cargo de la misión escogió ese lugar para el amartizaje porque creen que ese antiquísimo delta fluvial y depósitos lacustres podrían haber recogido y preservado moléculas orgánicas y otras posibles señales de vida microbiana.

Efectivamente, uno de los principales objetivos de la sonda robótica Perseverance es la búsqueda de señales de vida en el pasado remoto de Marte, particularmente en rocas especiales que se sabe que pueden preservar las señales de vida en el tiempo.

Los otros objetivos son explorar el sitio de amartizaje que muestra gran diversidad geológica; evaluar la habitabilidad del planeta en un pasado remoto; recoger muestras de rocas y del suelo que podrían ser devueltas a la Tierra por una misión futura de la NASA; y probar tecnología para la futura exploración robótica y humana.

Para eso, el vehículo de tres metros de largo, 2,7 metros de ancho, 2,2 metros de alto y 1,02 toneladas de peso (aproximadamente del tamaño de un automóvil compacto) cuenta con varios instrumentos especializados, supervisados por diferentes especialistas desde la Tierra.

Complejos sistemas de investigación

Por ejemplo, Mastcam-Z es un avanzado sistema de cámaras con capacidad panorámica y estereoscópica que puede realizar acercamientos y también será el encargado de determinar la mineralogía de la superficie marciana. Otra cámara, llamada SuperCam, captará imágenes y realizará análisis de composición química y mineralogía a distancia.

El espectrómetro PIXL ayudará a estudiar la composición de los elementos de los materiales en la superficie marciana, permitirá realizar una detección más detallada y análisis de elementos químicos. La demostración de tecnología MOXIE producirá oxígeno a partir del dióxido de carbono de Marte en un experimento que, si tiene éxito, podría ser usado por futuros astronautas en Marte como combustible para volver a la Tierra, además de usarlo para respirar en el Planeta Rojo.

Perseverance es la sonda robótica y vehículo más avanzado enviado hasta ahora a Marte. Incluye un sistema de pilotaje automático para desplazarse por la superficie marciana, llamado Terrain Relative Navigation, que permitirá a la zona moverse más rápidamente sobre terreno irregular.

Primer vuelo en Marte

Junto a la sonda principal viajó a Marte el helicóptero Ingenuity, que realizará los primeros vuelos de prueba propulsados dentro de la delgada atmósfera marciana. Se trata de una pequeña aeronave autónoma de 49 centímetros de alto y 1,8 kilos de peso que viajó adherida a la sonda Perseverance.

Su desempeño durante esos vuelos experimentales contribuirá a la toma de decisiones y a considerar el uso de pequeños helicópteros para futuras misiones en Marte, donde podrían tener un papel de respaldo como exploradores robóticos, examinando el terreno desde la altura, o como un vehículo científico propiamente tal para transportar instrumentos.

“Lo más importante y esencial es que (Perseverance) va a recolectar muestras del suelo, de rocas, en antiguos lagos marcianos donde vamos a poder buscar evidencias de microfósiles de vida pasada. Y lo interesante es que dichas muestras se van a guardar en unos tubos que van a poder volver a la Tierra en misiones futuras”, comentó el astrónomo de la Universidad de Chile Diego Mardones.

Otras misiones

Marte ha captado el interés de la Humanidad desde tiempos inmemoriales, pero el avance científico sólo permitió comenzar a investigarlo en forma más cercana desde mediados de 1965, cuando la sonda Mariner 4 de la NASA sobrevoló por primera vez el Planeta Rojo y envió las primeras imágenes de cerca de la superficie marciana.

Aprovechando un período de oposición de Marte, es decir, cuando ese planeta y la Tierra alcanzan su punto de mayor cercanía, el año pasado también fueron lanzadas otras misiones de exploración. De ese modo, el 9 de febrero de 2021 entró exitosamente en órbita alrededor de marte la sonda Amal, o “Esperanza”, de Emiratos Árabes Unidos, que orbitará alrededor de Marte por 687 días para estudiar su climatología y la composición de su atmósfera.

Al día siguiente arribó a la órbita de Marte la sonda china Tianwen-1, que estudiará el planeta desde allí durante algunos meses para luego tratar de poner sobre la superficie marciana un vehículo de exploración en mayo o junio.

Además de eso, desde 2012 que explora Marte otro vehículo enviado por la NASA, el Curiosity, y el planeta es orbitado por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, entre otros.

Fuente: NASA.
Comments