Inicio‎ > ‎Actualidad‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Senado de EEUU pide mayor atención respecto a fenómenos aéreos anómalos

publicado a la‎(s)‎ 26 jun. 2020 6:27 por Plataforma Sites Dgac
A mediados de junio de 2020, senadores estadounidenses manifestaron su inquietud respecto a que los militares y otras agencias oficiales del país no hayan dado la suficiente atención a reportes sobre avistamientos de fenómenos aéreos anómalos, que, de acuerdo a su visión, podrían estar vinculados a adversarios de Estados Unidos.
El senador republicano por el estado de Florida Marco Rubio fue el autor del documento que envió en representación del Comité Selecto del Senado de Estados Unidos sobre Inteligencia.

Imagen del interior del Senado de Estados Unidos.
En un reporte adjunto a un borrador de la Ley de Autorización de Inteligencia para el Año Fiscal 2021, el senador republicano por el estado de Florida Marco Rubio, en representación del Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia, solicitó que el director de Inteligencia Nacional trabaje con otras agencias para elaborar un informe en que se detalle lo que ya saben sobre fenómenos aéreos anómalos, cómo se comparte esa información y qué tipo de amenazas u otros riesgos podrían suponer los objetos no identificados.

“El Comité respalda los esfuerzos de la Fuerza de Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados de la Oficina de Inteligencia Naval para estandarizar la recolección y los informes sobre fenómenos aéreos no identificados, cualquier vínculo que tengan con gobiernos extranjeros adversarios y la amenaza que presentan a activos e instalaciones militares”, reza el reporte.

“Sin embargo, el Comité sigue preocupado de que no haya un proceso unificado y abarcador dentro del Gobierno Federal para recolectar y analizar inteligencia sobre fenómenos aéreos no identificados, pese a la amenaza potencial”, agrega.

A continuación, el documento critica la forma en que se comparte la información y la coordinación dentro de la comunidad de inteligencia, afirmando que ha sido inconsistente y que altos líderes del país no han dado al tema la atención que amerita.

Más adelante, el comité del Senado ordena que el director nacional de inteligencia, en consultas con el secretario de Defensa y los jefes de otras agencias, envíen un reporte dentro de 180 días desde la promulgación de la ley a los comités de inteligencia del Congreso y de Servicios Armados sobre fenómenos aéreos no identificados.

Directrices

Además de esos alcances, el Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia entregó ocho directrices con las que debía cumplir ese informe a elaborar, entre las que destacan las siguientes:

—Un análisis detallado sobre reportes de datos e inteligencia sobre fenómenos aéreos no identificados recogidos o en poder de la Oficina Naval de Inteligencia, incluyendo datos e inteligencia en poder de la Fuerza de Tareas de Fenómenos Aéreos no Identificados.

—Un análisis detallado de datos del FBI, derivados de investigaciones sobre intrusiones de fenómenos aéreos no identificados sobre espacio aéreo restringido de Estados Unidos.

—Una descripción detallada de un proceso interagencias par asegurar la recolección de datos oportuna y el análisis centralizado de todos los fenómenos aéreos no identificados que se reporten al Gobierno Federal, sin importar qué servicio o agencia adquirieron la información.

—La identificación de potenciales amenazas aeroespaciales o de otro tipo que presenten fenómenos aéreos no identificados a la seguridad nacional y una evaluación respecto a si la actividad de los fenómenos aéreos no identificados puede ser atribuida a uno o más adversarios extranjeros.

—La identificación de cualquier incidente o patrón que indique que un potencial adversario pueda haber logrado capacidades aeroespaciales de punta que puedan poner en riesgo a fuerzas estratégicas o convencionales de Estados Unidos.

El Comité solicita que el reporte que se presente no sea clasificado, pero que podría incluir un anexo clasificado.

Casos mediáticos

El documento fue emitido después de que los avistamientos por parte de pilotos de los Marines estadounidense ocuparan titulares de prensa en los últimos años.

En 2017, medios como el periódico The New York Times filtraron reportes de encuentros de pilotos de los Marines con fenómenos aéreos no identificados en 2004. Este año, el Pentágono oficializó esos reportes, reconociendo que son genuinos.

Entre las cosas interesantes mencionadas en el documento del Comité del Senado es que el FBI habría estado recopilando información sobre avistamientos de fenómenos aéreos no identificados, pues se sabe que entre enero de 2019 y enero de 2020 ese organismo investigó incidentes aún no explicados de FANIs en varias partes de los estados de Colorado y Nebraska, incluyendo zonas cercanas a instalaciones de la Fuerza Aérea estadounidense.

Otro aspecto que llama la atención es la aparente admisión de que los senadores a cargo de supervisar las actividades de recolección de Inteligencia en Estados Unidos no entiendan bien aún el proceso interagencias para la recolección centralizada y análisis de datos sobre avistamientos de fenómenos aéreos anómalos en el Gobierno Federal, ni sobre quién sería el funcionario de mayor jerarquía a cargo de ese proceso, si existe.
Comments