Inicio‎ > ‎Actualidad‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Galileo y la búsqueda de inteligencia extraterrestre

publicado a la‎(s)‎ 5 ago 2021 13:31 por Plataforma Sites Dgac
Desde los orígenes de la raza humana, nos hemos preguntado si somos los únicos seres inteligentes en el Universo y si habrá otras criaturas dotadas de inteligencia en los vastos confines del cosmos.
Concepción artística de Oumuamua, el primer objeto interestelar detectado por los astrónomos.

Avi Loeb, el astrónomo de la Universidad de Harvard que postuló que Oumuamua podría ser un objeto tecnológico extraterrestre y que lidera el Proyecto Galileo.
Ante la falta de una respuesta clara e irrefutable, la literatura, el cine y la televisión se han encargado de llenar un poco ese vacío con historias de ciencia ficción, mientras que algunos apuntan a que dichas inteligencias podrían estar detrás de algunas de las manifestaciones de fenómenos aéreos anómalos sobre los cielos de todo el mundo.

Sin embargo, a fines de julio el mundo conoció la existencia del Proyecto Galileo, en que científicos de la Universidad de Harvard, una de las más prestigiosas del mundo, buscarán señales de inteligencia fuera de la Tierra.

Objeto tecnológico extraterrestre

El germen de este proyecto surgió en 2017, cuando el 19 de octubre de ese año los astrónomos descubrieron y observaron el primer objeto interestelar del que se tenga registro, bautizado como Oumuamua y que desató la controversia, porque mientras algunos afirman que se trataba de un objeto natural, como un satélite, otros especulan que pudo haberse tratado de un objeto tecnológico creado por alguna inteligencia extraterrestre, debido a que tenía propiedades anómalas que desafiaban explicaciones naturales.

A partir de ese evento, el astrónomo y profesor de Harvard Avi Loeb postuló que Oumuamua podría ser un objeto de fabricación extraterrestre e incluso publicó un libro titulado “Extraterrestre” donde defiende su tesis.

Aunque en su momento Loeb provocó sorpresa por sus dichos y por su alta posición académica, el 26 de julio de 2021 fue revelado al mundo el “Proyecto Galileo”, cuyo objetivo es llevar la búsqueda de firmas tecnológicas extraterrestres de Civilizaciones Tecnológicas Extraterrestres (CTE) desde observaciones anecdóticas o accidentales y leyendas a la investigación científica convencional transparente, validada y sistemática.

Múltiples investigaciones de astrónomos en todo el mundo han demostrado que muchas estrellas albergan planetas similares a la Tierra y que existe una posibilidad real de que estos "exoplanetas" sean el hogar de civilizaciones extraterrestres.

El descubrimiento de Oumuamua —-un objeto delgado de unos 400 metros de largo—- sacudió a la comunidad científica, aunque su descubrimiento fue tardío y los astrónomos sólo se dieron cuenta de su paso cuando se estaba alejando del espacio cercano a la Tierra.

“Este proyecto es complementario al tradicional SETI porque busca objetos físicos y no señales electromagnéticas asociadas con equipamiento tecnológico extraterrestre”, afirma la página oficial del Proyecto Galileo.

De acuerdo a la información oficial, el proyecto también se hizo público tras la divulgación de un informe del Pentágono solicitado por el Congreso estadounidense en que admite la realidad de varios avistamientos y registros de fenómenos aéreos no identificados (FANI, o UAP, por su sigla en inglés) por parte de personal militar.

Artefactos astro-arqueológicos

El Proyecto Galileo tendrá tres grandes áreas principales de investigación: obtener imágenes de fenómenos aéreos no identificados en alta resolución y a partir de múltiples detectores y descubrir su naturaleza; la búsqueda e investigación en profundidad de objetos interestelares como Oumuamua; y la búsqueda de posibles satélites manufacturados por Civilizaciones Tecnológicas Extraterrestres.

La existencia y razón de ser del proyecto se basan en que los datos disponibles sobre FANIs y sobre Oumuamua “son suficientemente anómalos para motivar la recolección de datos adicionales sobre los FANIs u objetos similares a Oumuamua y probar si dichos objetos podrían ser artefactos astro-arqueológicos o equipamiento tecnológico activo producido por una o más civilizaciones tecnológicas extraterrestres existentes o extintas”, de acuerdo al sitio web del Proyecto Galileo.

Sistemas de telescopios
El proyecto considera la instalación de decenas de sistemas de telescopios en diferentes localizaciones alrededor de todo el mundo.

Cada equipo de telescopios estará constituido por dos instrumentos ópticos de 10 pulgadas (25 centímetros) de diámetro con una sofisticada cámara de alta resolución para definir objetos de interés, conectados a un sistema informático que filtrará los datos.    

A lo anterior se añadirá la operación de un programa computacional especializado que analizará la información que recolecten los telescopios.
Comments