Inicio‎ > ‎Actualidad‎ > ‎

Noticias

LA LUNA, LA PRIMERA FRONTERA

publicado a la‎(s)‎ 22 jul. 2019 8:16 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 22 jul. 2019 11:57 ]

50 años del vuelo del Apolo XI

Astronautas del Apolo XI hace 50 años



Crowler y cohete Saturno V



VAB. A su costado se ven al Crowler y Saturno V




La tripulación del Apolo I




Armstrong, Collin y Aldrin, los astronautas de Apolo XI en cuarentena tras su regreso a la Tierra



Equipo de comunicaciones, espejo reflector y nave Eagle



Caminata lunar y rover de la misión Apolo XVI. 
Por sobre el astronauta se ven dos reflejos (flares) producto de la fotografía a contraluz.



Rover de la misión Apolo XVII rodando en la Luna






Marte, una próxima meta 



Próxima Centauri es el planeta extrasolar más cercano a la Tierra
El descubrimiento de América, el 12 de octubre de 1492, fue uno de los acontecimientos que marcaron la historia de la humanidad y que perdurará para siempre, pues condujo al hallazgo de un “nuevo mundo” con culturas hasta entonces desconocidas.

El viaje a la Luna, inmortalizado por Neil Armstrong y Edwin “Buzz” Aldrin el 20 de julio de 1969 edificó otro hito de la humanidad que impulsó la Era de la Exploración Espacial, comparable en trascendencia al aventurero viaje de Cristóbal Colón.


Según los numerosos artículos escritos por historiadores espaciales, como Roger D. Launius, más de 400 mil personas participaron en el proyecto Apolo que finalizó con seis misiones y 12 hombres recorriendo parte del paisaje lunar entre los años 1969 y 1972. 

Fue un esfuerzo descomunal iniciado gracias a la voluntad política del Presidente John Kennedy, quien el 25 de mayo de 1961, hablando en el Congreso, en Washington DC, anunció que Estados Unidos podría enviar un astronauta a la Luna antes de que finalizara esa década.
Fue una decisión que puede entenderse dentro del escenario de la “Guerra Fría” que marcó las relaciones entre las dos grandes potencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, desde 1947 hasta 1991.

La competencia por demostrar el éxito de ambos sistemas llegó también a la esfera de las ciencias y la tecnología, motivando el nacimiento de la llamada carrera espacial que desde el año 1957 y hasta 1963 fue liderada por los soviéticos.

La puesta en órbita del primer satélite, Sputnik 1, el 4 de octubre de 1957; un mes después, el lanzamiento del primer ser viviente, la perra Laika al espacio;   y el 12 de abril de 1961 Yury Gagarin convirtiéndose en el primer ser humano en volar al cosmos marcaron éxitos sin precedentes que estimularon al Gobierno de Estados Unidos a generar un programa espacial que opacara los triunfos soviéticos. Así nació el proyecto Apolo.

Un gran desafío

No fue fácil para los científicos, ingenieros, especialistas y miles de profesionales involucrarse en cuerpo y alma a desarrollar un programa espacial que se presentaba como un sueño.
Constituyó, en la práctica, uno de los más grandes desafíos de la humanidad en una década en que aún no existía internet, teléfonos celulares, modelos matemáticos y ordenadores con las capacidades que exhiben hoy, 50 años después.

Fue una tarea titánica en la que trabajaron unidas la NASA y la empresa privada norteamericana. Cuatro años y más de 800 millones de dólares de la época se necesitaron para construir las instalaciones del programa Apolo en los Centros Espaciales Lindon B. Johnson, en Houston, Texas, y John F. Kennedy, en Florida.

Así nacieron los edificios que albergaron  estaciones de monitoreo, cuidados médicos, sector de cuarentena para astronautas que regresarían de la Luna, áreas de entrenamiento, simuladores, laboratorios y el Centro de Control de Misión en Houston.

En Florida, Cabo Cañaveral, se construyó el edificio más grande del mundo para la época, llamado Vehicle Assembly Building; dos torres de lanzamientos y el gran “Crowler” o tractor oruga de dimensiones colosales que transportaría en posición vertical los gigantescos cohetes Saturno IB y Saturno V desde el edificio de ensamblaje hasta su lugar de lanzamiento.

Este último ha sido el más poderoso cohete construido hasta ahora. Con 111 metros de altura y un empuje de sus tres etapas capaces de lanzar en órbita 126 toneladas, una fuerza equivalente a levantar unas 40 camionetas doble cabina y colocarlas en órbita sobre los  400 kilómetros de la Tierra.

Los mártires

Fue, sin duda, una empresa colosal en la que trabajaron miles de hombres y mujeres con una extraordinaria motivación solo comparable a la realización de un gran sueño.

Un total – sin contar con sus back up-   de 30 astronautas formaron parte de las misiones Apolo a la Luna.

La historia recordará también a tres mártires del Apolo 1, quienes el 21 de febrero de 1967, probando la primera nave fallecieron tras incendiarse la cápsula en una de las torres de lanzamiento de Cabo Cañaveral.

Virgil “Gus” Grissom, Edward White y Roger Chaffee son nombres que el pueblo de los Estados Unidos y la humanidad les rinde honores por haber ofrecido sus vidas en favor de la exploración espacial y por haber permitido en definitiva mejorar la nave espacial que transportaría con seguridad a los primeros hombres a la Luna.

36 mil personas

Desde ese día de mayo de 1961, más de 36 mil funcionarios de la Administración para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) y unas 350 empresas subcontratistas pusieron en marcha una "maquinaria" de ingenio, esfuerzo, tecnología y trabajo que dio por resultado el diseño de uno de los cohetes más poderosos que jamás haya construido el ser humano: el Saturno V, un colosal sistema propulsor que medía 111 metros de altura, pesaba 2.700 toneladas y consumía nada menos que 15 toneladas de combustible por segundo.

En la actualidad dos de esos poderosos cohetes se encuentran en exhibición, al igual que réplicas de los módulos lunares, en los Centros Espaciales John F. Kennedy y Lindon B. Johnson, testimoniando a eruditos y visitantes la materialización de tamaño desafío.

Idear un viaje a la Luna era, en la década de los sesenta, un programa que revestía características y dimensiones épicas, sobre todo si se piensa que Armstrong, Aldrin y los diez astronautas que pisaron la Luna con posterioridad, habrían dado lo que fuera por contar con al menos un computador portátil con la capacidad y la rapidez de los que hoy usamos para apoyar cada una de las complejas maniobras de vuelo, desde el despegue desde Cabo Cañaveral, hasta el alunizaje.
Y ni hablar de las maravillas que podrían haber hecho empleando equipos de medición, análisis de muestras y laboratorio, además de las cámaras fotográficas digitales y de video con capacidades extraordinarias que hoy están a disposición de instituciones y de cualquier persona.

Las tripulaciones de las misiones Apolo probaron sistemas de "última tecnología" para la época y que luego derivaron en escáneres, compuestos especiales, sistemas de apoyo de vida, comunicaciones, computación, propulsores, alimentación, robótica y procedimientos médicos que hoy se emplean como algo habitual hasta en los más apartados lugares del planeta y de nuestro país contribuyendo a mejorar la calidad de vida de la población.

Un nuevo mundo

Hace 50 años dos astronautas marcaron el inicio de la exploración de nuevos mundos.

Neil Armstrong y Edwin “Buzz” Aldrin permanecerán en la memoria de una civilización que hoy agita esfuerzos gubernamentales y privados para salir de lo que ha sido nuestro hogar durante los últimos 125 mil años. 

Sueño hecho realidad

El 20 de julio de 1969, tras casi nueve años de colosales esfuerzos desarrollando la tecnología necesaria para llevar a tres hombres a la Luna, se cumplió el sueño de hombres de ciencia, ingenieros, investigadores y miles de soñadores y amantes de la ciencia ficción que vieron coronadas sus aspiraciones cuando el  "Eagle" alunizó en el Mar de la Tranquilidad, a nada menos que 380 mil kilómetros de distancia de la Tierra.

Entre los gestores de esa hazaña, considerado uno de los padres de la Astronáutica, Wernher von Braun, señaló en esos años: "Este momento es tan trascendente que es sólo comparable a la importancia del instante en que la vida acuática comenzó a arrastrarse hacia la tierra".
En el minuto en que Neil Armstrong puso su pie sobre la regolita lunar, estampando en el consciente colectivo la frase " un pequeño paso para el hombre, pero un gigantesco paso para la humanidad", comenzó a hacerse realidad el discurso y la meta propuesta por el asesinado Presidente de los Estados Unidos de América, John Fitzgerald Kennedy, el 25 de mayo de 1961.

Construyendo el futuro

El Programa Apolo motivó oportunidades para ejercitar no sólo la imaginación, sino que la visión de futuro de quienes ejercen el poder político y tienen la responsabilidad de liderar los destinos de los países.
 Estimuló también a miles de profesionales de las ciencias, los servicios, el deporte, la medicina, la enseñanza y a una cantidad no despreciable de niños y adolescentes que siguieron el alunizaje por televisión despertando la curiosidad y los sueños de explorar nuevos mundos.
La sociedad del mañana se construye hoy. Esto lo asumieron, con todas sus implicancias, países como Estados Unidos, Rusia, Japón, China, India y la Comunidad Europea.

Si deseamos que nuestros jóvenes sean  protagonistas -no espectadores- de los cambios en las ciencias y en nuestra sociedad, es necesario no sólo diseñar y construir políticas de Estado destinadas a proporcionar oportunidades en educación y motivación, sino que también brindar nuevos horizontes de proyección humana.

Una nueva era

Bajo la perspectiva de perfeccionar, motivar potencialidades y virtudes, con objetivos claros e irrenunciables de mejorar la calidad de vida y trabajar para proteger el medio ambiente de este diminuto mundo, la exploración espacial ofrece oportunidades insospechadas para quienes deseen canalizar sus vidas a la búsqueda de soluciones y al desarrollo de las ciencias exactas y sociales.
El programa a la Luna finalizó con la misión Apollo XVII, con los astronautas Eugen Cernan, Ronald Evans y Harrison Schmidt, este último un destacado geólogo, el primer hombre de ciencia que visitó nuestro satélite natural y quien conoce muy bien las potencialidades energéticas y en recursos minerales que allí existen.

Lo que viene

Durante los últimos 47 años la NASA, ni ningún otro país ha enviado hombres a la Luna. El 14 de enero de 2004, el Presidente, George Bush, intentando emular lo hecho por John Kennedy, en los sesenta, señaló que había llegado el tiempo para que América diera un nuevo paso en los viajes espaciales, aclarando que esta vez no sería una carrera ni una competencia.

Bush prometió regresar a la Luna en el 2020, emplazando en ella instalaciones que servirán, en el futuro, como escalas para viajes seguramente a Marte, la próxima frontera.

La idea de la NASA es establecer una colonia lunar con el propósito de vivir y trabajar en su superficie, acrecentando el tiempo de permanencia en el satélite natural.

Alunizaje en el polo sur

En marzo de 2019, Mike Pence, actual Vicepresidente de Estados Unidos, asistió a la Quinta Junta Nacional del Consejo Espacial Nacional, en Huntsville Alabama, en la que el Administrador de la NASA, Jim Bridenstine, expuso que ese organismo está empeñado en llevar nuevamente astronautas a la Luna en los próximos cinco años y hacer un alunizaje en el polo sur de la Luna en el 2024.

El personero añadió que la primera misión tripulada al satélite natural se enviará en el año 2022 en un programa bautizado como Artemis (hermana gemela de Apolo) utilizando la nueva nave espacial Orion que está siendo sometida a pruebas. 

Directiva espacial

En diciembre de 2017, el Presidente Donald Trump firmó una nueva directiva espacial para la NASA con la finalidad de liderar un programa innovativo y sostenible de exploración con colaboradores comerciales internacionales que permitirán la expansión humana a través del sistema solar con la finalidad de traer a la Tierra nuevos conocimientos y oportunidades.

La campaña de exploración de la NASA tiene cinco metas estratégicas: efectuar la transición de operaciones aeroespaciales de órbita baja a operaciones comerciales de privados que apoyen a la NASA; liderar la instalación de capacidades para apoyar las operaciones en la superficie lunar y facilitar misiones más allá de la órbita lunar; fomentar el descubrimiento científico y hacer un catastro de los recursos lunares a través de una serie de misiones robóticas; llevar nuevamente astronautas estadounidenses a la Luna para una campaña sostenida de uso y exploración y demostrar capacidades humanas requeridas para misiones a Marte y otros destinos.

Una nueva frontera

A finales  de 2017, la NASA difundió preliminarmente un concepto de misión para lanzar una sonda robótica interestelar con destino a Próxima B un exoplaneta que orbita la estrella enana roja Próxima Centauri para el año 2069 con ocasión del centenario del viaje a la Luna.

Cabe señalar que el planeta Próxima Centauri se encuentra a unos 4,2 millones de años luz de la Tierra, su masa   es 1,27 veces la de nuestro planeta y se encuentra aproximadamente a 7 y medio millones de kilómetros de su estrella madre, en una franja de habitabilidad o de “ricitos de oro”, es decir en una franja donde puede encontrarse el agua en estado líquido, sólido o gaseoso, pues su temperatura de equilibrio se ha calculado en menos 39 grados celcius. Es el planeta extrasolar más cercano a la Tierra.

Lo señalado aquí forma parte de una visión a largo plazo que es complementada por pasos que se están dando hoy a través de programas educativos que tienen como finalidad motivar a las nuevas generaciones a explorar y encantarse con los nuevos horizontes y retos que presenta la exploración espacial. 

Las metas son ambiciosas y apuntan a integrar en esta labor a miles de ingenieros y científicos especialistas en ciencias exactas y humanas, en las que también tendrán oportunidades jóvenes talentosos ávidos de enfrentar desafíos y desarrollar nuevos conocimientos para entender la naturaleza y el universo junto a la misión de perpetuar y diseminar la especie en el sistema Solar y más allá.

EL GRAN ECLIPSE SOLAR DEL 2 DE JULIO DE 2019

publicado a la‎(s)‎ 24 jun. 2019 12:02 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 15 jul. 2019 14:04 ]

Sin duda, el fenómeno astronómico más importante que se presenciado en Chile este año fue el eclipse solar total del 2 de julio y que se observó en pleno en las Regiones de Coquimbo y Atacama.

Por casi dos minutos, la Luna proyectó su sombra sobre nuestro planeta.


En Chile,  la mejor zona para ver al eclipse cubrió una franja de 145
km de ancho



¿Cómo se verá el próximo eclipse solar en Chile?
El evento astronómico cubrió una franja de 145 km de ancho y se observará desde el Océano Pacífico, al este de Nueva Zelanda, y cruzando  Sudamérica en diagonal de oeste a este.


En Chile pudo observarse en toda su magnitud en las Regiones de Coquimbo y Atacama con una duración aproximada, cubriendo todo el Sol, de 1 minuto y 52 segundos.


Un eclipse solar se produce cuando la Luna se interpone en el plano de la luz del Sol y proyecta su sombra sobre la superficie de nuestro planeta.

Cuando es total, la Luna  - que es más pequeña que el Sol- logra debido a la distancia y al plano de su órbita cubrir momentáneamente el disco solar. Su sombra se proyecta sobre la Tierra y alcanza a cubrir una franja de un poco más de un centenar de kilómetros de ancho.

Quienes habitan en el área señalada asistieron  a uno de los más espectaculares fenómenos naturales que se registran cada 14 meses en promedio. 

Según los astrónomos, se puede ver uno de estos eclipses solares en el mismo lugar -nada menos que-  cada aproximadamente 375 años.


Observatorios astronómicos

Muchos se preguntarán por qué es tan importante este fenómeno para Chile. La respuesta es que por primera vez en la historia, en la franja donde se proyecta la sombra de la Luna y se obscurece completamente el paisaje se encontraban parte de los observatorios astronómicos más importantes del planeta.

Nos referimos a los observatorios de La Silla, Cerro Tololo y Cerro Pachón en dónde sofisticados y modernos telescopios e instrumentos de observación estudiaron el eclipse desde su parcialidad hasta el máximo, cuando el disco solar fue tapado durante 1 minuto y 52 segundos totalmente por la Luna.  En el Observatorio  Las Campanas, también se apreció, pero parcialmente. 


Eclipse y comportamiento animal

Aparte de constituir una oportunidad extraordinaria de estudiar al Sol para los astrónomos, se dieron las condiciones para que un gran número de científicos de diferentes especialidades abordaran sus intereses desde sus disciplinas.

Por ejemplo, los estudiosos del clima pudieron verificar los cambios de temperatura y de la fuerza y dirección del viento mientras duró el fenómeno.

Para quienes investigan el comportamiento de los animales, la obscuridad que provocó el eclipse permitió analizar si el reloj biológico está sincronizado, por decirlo así, con el movimiento del Sol.

Las aves diurnas pudieron comenzar a chillar y volver a sus nidos y los animales nocturnos tuvieron la oportunidad de comenzar a despertar. 


El próximo eclipse total de Sol se producirá en nuestro país el 20 de diciembre de 2020 y podrá verse en la Región de La Araucanía.

CEFAA AFIANZA LAZOS DE COOPERACIÓN CON EL MUSEO NACIONAL DE HISTORIA NATURAL

publicado a la‎(s)‎ 17 jun. 2019 6:55 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 21 jun. 2019 6:22 ]

Especialistas en Entomología del Museo de Historia Natural recibieron la visita del Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

Mario Elgueta Donoso (izquierda), Gustavo Arriagada y Francisco Urra Lagos (derecha)



Los especialistas del MNHN y su cooperación científica al CEFAA
El  Jefe del Área de Entomología del Museo, Mario Elgueta Donoso y Francisco Urra Lagos, Curador Asociado, recibieron en las dependencias de Quinta Normal al Investigador del CEFAA, Gustavo Arriagada Bustamante, con la finalidad de estrechar lazos de colaboración en el estudio de casos que son reportados al Comité.


Mario Elgueta expresó su satisfacción y apoyo científico a los estudios de reportes e imágenes de fotografías que en una primera instancia son calificados por los testigos como objetos voladores no identificados.
La experiencia y el trabajo desarrollado desde hace un par de meses con estos especialistas ha permitido descubrir la presencia de diferentes tipos de insectos en fotografías que han hecho llegar al correo cefaa@dgac.gob.cl que antes del análisis riguroso de estos especialistas habían sido calificados como "ovnis".

"El aporte de los profesionales del Museo de Historia Natural ha sido significativo para el trabajo que realiza el CEFAA en la línea de dar a conocer a quienes reportan imágenes o incidentes una respuesta clara y precisa apoyada en la experiencia y conocimientos de científicos y académicos del más alto de nivel de este museo", afirmó el Director Hugo Camus Palacios.

Por su parte, el prestigiado investigador Mario Elgueta, indicó: "Para nosotros es de muy alta importancia desarrollar lazos de cooperación con instituciones del Estado porque todas están empeñadas en fortalecer el bien común y desarrollar un servicio público que sea de excelencia y llegue a todos  los chilenos". 

En esa línea, el CEFAA ya ha hecho llegar antecedentes e imágenes aportadas por testigos para que los investigadores del Museo las analicen con la mirada y la metodología que corresponde. 

DELEGACIÓN DE CARABINEROS Y POLICÍA EXTRANJERA EN CEFAA

publicado a la‎(s)‎ 12 jun. 2019 7:55 por Plataforma Sites Dgac

Personal de Carabineros de Chile y policías extranjeros visitaron las dependencias del Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos, CEFAA.

Delegación que visitó al CEFAA



Director exponiendo en el CEFAA
Durante aproximadamente una hora, una veintena de oficiales de Carabineros, Armada, Fuerza Aérea de Chile, Gendarmería y policías de Panamá, Perú, Ecuador, Costa Rica y República Dominicana visitaron las instalaciones del CEFAA y asistieron a una charla respecto a la gestión e investigación de casos que lleva este organismo de la Dirección General de Aeronáutica Civil. 

En las dependencias de Avenida Pedro Aguirre Cerda Nº 5100 fueron recibidos por el Director, Hugo Camus, quien en una exposición de alrededor de 45 minutos dio a conocer el quehacer institucional y del CEFAA.

Los policías conocieron en detalle  los inicios de la investigación de fenómenos aéreos anómalos en Chile - que data del año 1968-  y la creación de este organismo el 3 de noviembre de 1997 en lo que son hoy las instalaciones de la Dirección Meteorológica de Chile. 

En la oportunidad se mostraron una serie de videos con audios originales y entrevistas a testigos como una forma de dar a conocer los diferentes tipos de reportes que recibe e investiga  este Comité.

Asimismo, se interiorizaron de la metodología que se emplea para investigar los casos y el trabajo que realizan tanto los asesores internos de la Dirección General de Aeronáutica Civil como los Asesores externos y representantes de las Fuerzas Armadas de Orden y Seguridad Públicas.

También, se hizo un análisis de la estadísticas de casos que se han investigado durante las dos últimas décadas, incluyendo los reportes aeronáuticos y las características que acompañan a los casos inexplicados.

Finalmente recibieron un folleto informativo y un afiche que incluye  la dirección de la página web www.cefaa.gob.cl, el correo electrónico que recibe reportes de todo Chile cefaa@dgac.gob.cl y los teléfonos 22439 2670 y 22439 2935.

La delegación policial fue encabezada por el Coronel de Carabineros de Chile, Raúl Peña.

EXTRAORDINARIA FOTOGRAFÍA DE UN ASTEROIDE DOBLE

publicado a la‎(s)‎ 3 jun. 2019 9:13 por Plataforma Sites Dgac

Desde Chile, con el instrumento "SPHERE" - del telescopio VLT-  fue posible sacar una imagen del asteroide 1999  KW4 que pasó a 5,2 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, el 25 de mayo pasado. 

Asteroide 1999 KW4
El encuentro más reciente de la Tierra con un asteroide tuvo lugar el 15 de febrero de 2013, cuando una masa desconocida, de  alrededor 18 metros de diámetro, se desintegró al entrar en la atmósfera sobre la ciudad rusa de Chelyabinsk.


Hace pocos días desde nuestro país, usando el telescopio VLT (Very Large Telescope) del European Southern Observatory, localizado en Paranal, a unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a 12 kilómetros de la costa Antofagasta, se tomó una fotografía extremadamente clara del asteroide que pasó a unos 5,2 millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta.

De acuerdo a lo manifestado por los científicos, el asteroide en cuestión nunca representó una amenaza de colisión con la Tierra.
De hecho, los investigadores pudieron predecir su vuelo y preparar con anticipación lo que sería el seguimiento y observación de la masa rocosa que entre sus características viaja con un pequeño satélite natural.

Los astrónomos de ESO  aprovecharon la oportunidad para ensayar la respuesta a un posible NEO (Near Earth Object, objeto cercano a la Tierra) peligroso, demostrando que la tecnología de primera línea de ESO podría ser crítica en la defensa planetaria.

El Centro Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN, de International Asteroid Warning Network) coordinó desde varias organizaciones una campaña de observación del asteroide 1999 KW4 a su paso por la Tierra, que alcanzó una distancia mínima de 5,2 millones de km  el 25 de mayo pasado. 


Un kilómetro de ancho

El asteroide  - que ha sido bautizado como  1999 KW4-  tiene aproximadamente 1,3 km de ancho y no representa ningún riesgo para la Tierra.

El equipo "SPHERE", uno de los pocos instrumentos del mundo capaz de obtener imágenes lo suficiente precisas como para distinguir los dos componentes del asteroide, es parte del VLT y ha permitido calcular que ambas rocas están separadas por unos 2,6 kilómetros

"SPHERE" fue diseñado para observar exoplanetas. Su sistema de óptica adaptativa de vanguardia (AO) corrige la turbulencia de la atmósfera, devolviendo imágenes tan nítidas como si el telescopio estuviera en el espacio.

También está equipado con coronógrafos para atenuar el brillo de estrellas brillantes, desvelando la presencia de los débiles exoplanetas que las orbitan.


70 mil kilómetros por hora

Los datos de "SPHERE" ayudaron a los astrónomos a caracterizar el asteroide doble. En particular, ahora es posible medir si el satélite más pequeño tiene la misma composición que el objeto más grande.
“Estos datos, junto con todos aquellos que se obtienen en otros telescopios, serán esenciales para la evaluación de estrategias de desviación efectiva en caso de que se descubriera que un asteroide tiene curso de colisión con la Tierra”, explicó Olivier Hainaut, astrónomo de ESO.

“En el peor de los casos, este conocimiento también es esencial para predecir cómo un asteroide podría interactuar con la atmósfera y la superficie de la Tierra, permitiéndonos mitigar los daños en caso de colisión”.

“El asteroide doble pasó cerca de la Tierra a más de 70.000 km/h, lo que hizo que observarlo con el VLT fuera todo un desafío”, afirmó Diego Parraguez, que manejaba el telescopio.

(Fuente ESO)

PILOTOS YA NO SERÁN CONSIDERADOS LOCOS

publicado a la‎(s)‎ 27 may. 2019 11:59 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 27 may. 2019 12:53 ]

El Profesor de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Michigan, Iain D. Boyd, Doctor en Aeronáutica y Astronáutica de la Universidad de Southampton en Inglaterra, acaba de publicar un artículo respecto a la investigación de UFOS por parte del Pentágono en los Estados Unidos.


Iain D. Boyd asegura que de acuerdo a los nuevos protocolos institucionales, los pilotos y marinos de los Estados Unidos ya no serán considerados locos por informar sobre objetos voladores no identificados.

No es que los militares de ese país finalmente estén considerando la idea de que naves extraterrestres están visitando la Tierra, sino más bien están interesados en descubrir el origen de fenómenos que se producen en el espacio aéreo.


Como seres humanos solemos equivocarnos y malinterpretar observaciones de fenómenos naturales. Esta conducta es casi tan antigua como el homo sapiens e incluye ejemplos como el de los manatíes confundidos con sirenas y maderos flotantes en un lago escocés que han sido interpretados como un gran monstruo submarino.

Según el académico norteamericano un ejemplo muy reciente de lo anterior fue la observación de una extraña formación luminiscente en el cielo causada por el lanzamiento de un cohete SpaceX.

Boyd afirma que en este tipo de casos, se producen interpretaciones
incorrectas porque las personas tienen información incompleta o no entienden lo que están viendo.


Problema grave

"Sobre la base de mi experiencia previa como asesor científico de la Fuerza Aérea, creo que el Pentágono quiere evitar este tipo de confusión, por lo que necesita comprender mejor los objetos voladores que ahora no puede identificar. Durante una misión militar, ya sea en tiempos de paz o en guerra, si un piloto o un soldado no puede identificar un objeto, tienen un problema grave:

¿Cómo deben reaccionar, sin saber si es neutral, amigable o amenazante?

Afortunadamente, los militares pueden usar tecnologías avanzadas para tratar de identificar cosas extrañas en el cielo"; apunta.

Conciencia situacional es el término que se usa en el ámbito militar para tener una comprensión completa del entorno en el que está operando.

Un fenómeno aéreo anómalo y extraño representa una incógnita en la
conciencia situacional. Cuando cualquier piloto observa algo extraño durante el vuelo, lo único que puede hacer es preguntar a otros pilotos y al Control de Tráfico Aéreo si tiene alguna información sobre lo que ha detectado a simple vista.

Este tipo de fenómenos - que algunos llaman ovnis- representan una
oportunidad para que los militares y también las tripulaciones civiles mejoren sus procesos de identificación.


Sistemas automatizados

Parte de ese trabajo - añade Iain D. Boyd, podría realizarse en el futuro
mediante sistemas automatizados, y potencialmente en tiempo real a medida que se desarrolla un incidente.

Los vehículos militares (Humvees, acorazados, aviones y satélites por igual) están cubiertos de sensores. No se trata solo de dispositivos pasivos como receptores de radio, cámaras de video e imágenes infrarrojas, sino también de sistemas activos como radar, sonar y lidar. Además, un vehículo militar rara vez está solo: los vehículos viajan en convoyes, navegan en flotas y vuelan en formaciones. Por encima de ellos todos son observados por satélites desde diferentes órbitas alrededor del planeta.

El profesor de la Universidad de Michigan afirma que los sensores pueden proporcionar una gran cantidad de información sobre estos fenómenos u "ovnis" , incluyendo rango, velocidad, rumbo, forma, tamaño y temperatura.

Añade también que hay que ser rigurosos pues , con tantos sensores y tanta información, es un desafío combinar la información y obtener algo que sea útil o comprensible.


Inteligencia artificial

El uso de nuevas tecnologías - como la inteligencia artificial- podría ser
combinar toda la información reunida para analizar todas las señales que vienen de los sensores, separando cualquier observación que no pueda identificar.

En esos casos, el sistema podría incluso asignar sensores en vehículos
cercanos o satélites en órbita para recopilar información adicional en tiempo real. Entonces podría montar una imagen aún más completa.
La tecnología y la inteligencia artificial -por ahora- no son infalibles. Por
ejemplo, en un famoso experimento realizado por científicos de Google, un algoritmo avanzado de reconocimiento de imágenes basado en inteligencia artificial fue engañado para identificar erróneamente una foto de un panda como un gibón simplemente distorsionando una pequeña cantidad de los píxeles originales.

En opinión de Boyd, el nuevo enfoque de la Armada de los Estados Unidos para informar sobre los encuentros con fenómenos aéreos desconocidos es un buen primer paso.

MARINA DE ESTADOS UNIDOS PERFECCIONA PROTOCOLO

publicado a la‎(s)‎ 14 may. 2019 7:15 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 23 may. 2019 13:12 ]

La marina de los Estados Unidos contará con un nuevo protocolo para informar respecto a incursiones de aeronaves no identificadas en su espacio aéreo.

Aeronave no tripulada de la Marina de Estados Unidos pronta a despegar desde un portaaviones.
Los pilotos de la Marina de los Estados Unidos - según asegura la cadena de televisión CNN- que crean que han visto objetos voladores no identificados en zonas de su responsabilidad contarán con un protocolo de información de esos incidentes.


 “La Marina está actualizando y formalizando el proceso mediante el cual se puede informar a las autoridades competentes de cualquier sospecha de incursiones”, dijeron en un comunicado.

El informativo añade que “se está redactando un nuevo mensaje para la flota que detallará los pasos para la presentación de informes”.
La Marina no cree que los extraterrestres estén sobrevolando el espacio aéreo de EE.UU., dijo un oficial de la Marina a CNN. Pero ha habido “en los últimos años una serie de informes de aeronaves no autorizadas y / o no identificadas que ingresan en varios rangos controlados por el ejército y en el espacio aéreo designado”, apunta el comunicado.

“Este tipo de incursiones puede ser tanto un riesgo para la seguridad y representar un peligro tanto para la Marina como para la Fuerza Aérea. Por razones de seguridad y protección, la Marina y la Fuerza Aérea toman estos informes muy seriamente e investigan todos y cada uno de ellos", señalan.

En adelante se estandarizará cómo se reportan los incidentes y qué datos de radar u otros se pueden recopilar para que los militares puedan almacenar información a largo plazo para un análisis más profundo, dijo el oficial de la Marina.

Por separado, un oficial militar de alto rango le dijo a CNN que algunos de los avistamientos recientes son de programas de aviación militar altamente clasificados que están realizando pruebas en el oeste de Estados Unidos.

Debido a que los avistamientos han atraído la atención del público, oficiales superiores de inteligencia de la Marina han informado al Congreso, así como a los aviadores sobre los peligros de seguridad.
Según CNN, el Pentágono ha financiado intermitentemente durante varias décadas distintos esfuerzos para evaluar incursiones y fenómenos inexplicables, pero el último se cerró oficialmente en el año 2012.

FENÓMENOS AÉREOS ANÓMALOS EN EL AEROPUERTO EL TEPUAL

publicado a la‎(s)‎ 30 abr. 2019 10:37 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 6 may. 2019 8:34 ]

Con "Ovnis...¿Naves de otros mundos?" el CEFAA estuvo en El Tepual este 25 de abril.


El Comité tuvo distintas actividades en El Tepual

El Jefe del Aeropuerto El Tepual, en la Décima Región, Rodrigo González Suenzen, destacó la labor de difusión e información que realiza el Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos, CEFAA, de la Dirección General de Aeronáutica Civil, tras una conferencia ofrecida por el investigador Gustavo Arriagada en sus dependencias.

 La autoridad de ese terminal aéreo indicó que la labor del organismo complementa y apoya la seguridad de las operaciones aéreas en el territorio nacional, instancia que es vital conocer por todos quienes se desempeñan en el sector aeronáutico.

El CEFAA llegó hasta El Tepual el jueves 25 de abril oportunidad en la que sostuvo un encuentro con controladores de tránsito aéreo, técnicos de servicio de vuelo, seguridad aeroportuaria Avsec, meteorólogos, personal SSEI, administrativos y profesionales especialistas de diferentes áreas.

La conferencia "Ovnis...¿Naves de otros mundos? reunió a una entusiasta audiencia que tuvo acceso a la metodología y algunos de los casos más significativos de los últimos años, incluyendo el reporte "Livor".

Por alrededor de una hora y media, el investigador Gustavo Arriagada, compartió la gestión diaria que realiza este organismo, destacando los rigurosos procedimientos de investigación que practica y las diferentes etapas que se materializan en cada investigación.

Afirmó que cada reporte que recibe el CEFAA  -aproximadamente uno cada tres y cuatro días- equivale a iniciar una nueva  investigación desde cero, elaborando y probando diferentes hipótesis, consultando distintas fuentes, entrevistando testigos, reuniendo testimonios, recolectando pruebas y contrastando datos e información de distinta índole.


Todo reporte es importante

 "Para nosotros todo reporte que hace tanto la ciudadanía como las tripulaciones y el personal aeronáutico es importante. Aparte de aplicar la experiencia en el conocimiento sobre estos fenómenos, acudimos a destacados especialistas de nuestra Institución y de Universidades e Institutos para que nos hagan llegar su visión del reporte, Y, uno de los puntos más importantes, es  que siempre entregamos nuestra conclusión a la persona que hizo llegar su inquietud ", afirmó.

Mensualmente, el CEFAA evacúa un Informe Ejecutivo al Departamento de Programación y Control de la Secretaría General, detallando los reportes recibidos en el mes con un nivel de solución de casos sobre el 50 por ciento en ese período de tiempo.

La Conferencia finalizó con una rueda de preguntas e intercambio de experiencias con los asistentes relativas a los fenómenos aéreos y a la seguridad de las operaciones aeronáuticas.


Con el fin de difundir el trabajo de este organismo, se hizo entrega a las distintas secciones y departamentos del Aeropuerto de material informativo, afiches y folletos como asimismo la página web www.cefaa.gob.cl, el correo cefaa@dgac.gob.cl y los teléfonos 22439 2670  y 22439 2935 para quienes deseen reportar casos de avistamientos de fenómenos aéreos extraños. 

PRIMERA FOTOGRAFÍA DE HOYO NEGRO EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2019 10:05 por Plataforma Sites Dgac   [ actualizado el 10 abr. 2019 10:42 ]

Los telescopios ALMA y APEX localizados en nuestro país contribuyeron a esta fantástica fotografía de un hoyo negro ubicado en la Galaxia gigante y elíptica Messier -87, ubicada a 53,49 millones de años luz de la Tierra. Este trabajo científico se difundió hoy 10 de abril.




Representación de un agujero negro supermasivo que gira rápidamente rodeado por un disco de acreción. Este disco delgado de material en rotación está compuesto por los restos de una estrella similar a nuestro Sol que fue desgarrada por las fuerzas de marea del agujero negro.

“Hemos tomado la primera fotografía de un agujero negro”, afirmó el director del proyecto EHT, Sheperd S. Doeleman, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. “Es una extraordinaria hazaña científica lograda por un equipo de más de 200 investigadores”.


Los agujeros negros son objetos cósmicos extraordinarios con enormes masas pero con tamaños extremadamente compactos. La presencia de estos objetos afecta a su entorno de maneras extremas, deformando el espacio-tiempo y sobrecalentando cualquier material circundante.
“Si está inmerso en una región brillante, como un disco de gas que refulge intensamente, podemos esperar que un agujero negro cree una región oscura similar a una sombra, algo predicho por la relatividad general de Einstein que nunca habíamos visto antes”, explicó el Presidente del Consejo Científico del EHT, Heino Falcke, de la Universidad de Radboud, en Países Bajos. "Esta sombra, causada por la flexión gravitacional y la captura de luz por parte del horizonte de sucesos, revela mucho sobre la naturaleza de estos objetos fascinantes y nos ha permitido medir la enorme masa del agujero negro de M87."
Utilizando métodos de calibración múltiple y métodos de imagen, se ha descubierto la presencia de una estructura en forma de anillo con una región central oscura —la sombra del agujero negro— que persistió durante varias observaciones independientes llevadas a cabo por el EHT.

“Cuando estuvimos seguros de que habíamos captado la imagen de la sombra, pudimos comparar nuestras observaciones con una extensa biblioteca de modelos computacionales que incluyen la física del espacio curvo, materia súper caliente e intensos campos magnéticos. Muchas de las estructuras en la imagen coinciden sorprendentemente bien con la predicción teórica”, comenta el miembro del Consejo del EHT, Paul T.P. Ho, Director del Observatorio de Asia del Este. “Esto nos permite confiar en la interpretación de nuestras observaciones, incluyendo la estimación de la masa del agujero negro”.

"La confrontación de la teoría con la observación es siempre un momento crucial para un teórico. Ha sido motivo de alivio y orgullo concluir que las observaciones coincidían tan bien con la predicción", agrega el miembro de Consejo de EHT Luciano Rezzolla, de la Universida de Goethe, Alemania.

La creación del EHT fue un reto formidable que requirió de la actualización y conexión de una red mundial de ocho telescopios preexistentes, situados en múltiples emplazamientos a una altitud desafiante. Estos lugares incluyen volcanes en Hawái y México, las montañas de Arizona y Sierra Nevada (esta última en España), el desierto chileno de Atacama y la Antártida.


Telescopios en Chile

Los telescopios que han contribuido a este resultado fueron ALMA, APEX, el telescopio IRAM de 30 metros, el Telescopio James Clerk Maxwell, el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano, el Conjunto Submilimétrico, el Telescopio Submilimétrico y el Telescopio del Polo Sur. Unos superordenadores, altamente especializados y ubicados en el Instituto Max Planck de Radioastronomía y el Observatorio Haystack del MIT, combinaron petabytes de datos brutos procedentes de estos telescopios.

Las instalaciones y la financiación europeas han jugado un papel crucial en este esfuerzo mundial, con la participación de avanzados telescopios europeos y el apoyo del Consejo Europeo de Investigación, en concreto, una dotación 14 millones de euros para el proyecto de BlackHoleCam. El apoyo de ESO, IRAM y de la Sociedad Max-Planck también fue clave. "Este resultado se basa en décadas de experiencia europea en astronomía milimétrica", comentó Karl Schuster, Director de IRAM y miembro del Consejo del EHT.

La construcción del EHT y las observaciones anunciadas hoy representan la culminación de décadas de trabajo observacional, técnico y teórico. Este ejemplo de trabajo en equipo global requirió de una estrecha colaboración por parte de investigadores de todo el mundo. Trece instituciones trabajaron juntas para crear el EHT, usando tanto infraestructuras preexistente como el apoyo de una gran variedad de organismos. La financiación clave fue proporcionada por la NSF (National Science Foundation), el ERC (Consejo Europeo de Investigación de la UE) y agencias de financiación de Asia Oriental [8].
“Es una satisfacción para ESO haber podido contribuir, de manera significativa, en este resultado a través de su liderazgo europeo y su papel fundamental en dos de los telescopios que componen el EHT, ubicados en Chile — ALMA y APEX”,comentó el Director General de ESO, Xavier Barcons. "ALMA es la instalación con mayor sensibilidad del EHT, y sus 66 antenas de alta precisión fueron críticas a la hora de hacer que el EHT sea un éxito”.

“Hemos logrado algo que, hace tan solo una generación, parecía imposible”, concluyó Doeleman. "Los avances revolucionarios de la tecnología, las conexiones entre los mejores observatorios de ondas de radio del mundo y los innovadores algoritmos, todo esto junto, ha abierto una ventana totalmente nueva para el estudio de los agujeros negros y el horizonte de sucesos”. 

Fuente: Observatorio Europeo Austral

DIRECTOR DGAC VISITÓ AL CEFAA

publicado a la‎(s)‎ 28 mar. 2019 5:43 por Plataforma Sites Dgac

El General de Aviación Víctor Villalobos Collao junto al Secretario General, Ricardo Gutiérrez Recabarren recibieron un completo informe sobre el trabajo de investigación que realiza el CEFAA. 





El Director de la Dirección General de Aeronáutica Civil, General de Aviación Víctor Villalobos Collao, realizó una visita inspectiva a las instalaciones del Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos, CEFAA, ubicado en Los Cerrillos, en la capital.

En la actividad fue acompañado por el Secretario General, Ricardo Gutiérrez Recabarren, oportunidad en que fueron informados respecto al trabajo anual que realiza este organismo, las metas de gestión y los indicadores de las mismas.

Asimismo, el Director del CEFAA, Hugo Camus presentó el diseño de una serie de proyectos en los cuales se está trabajando con miras a potenciar y elevar los niveles de eficiencia y precisión en las investigaciones que se llevan a cabo.

En esa misma línea, el General de Aviación Víctor Villalobos impartió una serie de instrucciones encaminadas a difundir y fortalecer la metodología de trabajo científico del organismo

El CEFAA ha reunido desde el año 1997 a la fecha casi un millar de reportes de fenómenos aéreos anómalos, de los cuales cerca de un 70 por ciento han sido explicados, otro 25 % se encuentra pendiente y alrededor de un 5 % ha sido calificado como inexplicado.

En la oportunidad el Director General de la DGAC reiteró el llamado a reportar este tipo de fenómenos con la finalidad de investigarlos y contribuir a la seguridad de las operaciones aéreas y de los millones de pasajeros que usan este medio de transporte en el territorio nacional.


El CEFAA tiene dispuesto el mail cefaa@dgac.gob.cl , los teléfonos 22439 2670  y 22439 2935 y la página www.cefaa.gob.cl para efectuar consultas y reportes. 

1-10 of 22